Tecnología

Talking Brains es una exposición donde la tecnología está al servicio de la comunicación y del aprendizaje. Durante la visita el público tiene a su disposición una tarjeta RFID para interactuar con las instalaciones y recibir información personalizada en la lengua elegida. Esta tarjeta, además, va registrando la actividad y los materiales que va generando el visitante durante el recorrido que, si lo desea, puede recibir en forma de boletín posteriormente en su correo electrónico.

La instalación central de la exposición, la cúpula del cerebro, constituye una pieza de carácter singular en cuanto a la técnica, la tecnología y los contenidos. Con más de 450 piezas metálicas distintas cortadas a láser y más de 8000 conexiones eléctricas entre ellas, la superficie de la cúpula se ilumina con un mapping de leds que simula la actividad del cerebro cuando está, supuestamente, en reposo.

En el interior de la cúpula se puede disfrutar de una experiencia inmersiva con un documental sobre el cerebro y el lenguaje que se visualiza con gafas de realidad virtual.