Accesibilidad

Visualizar la diversidad

La exposición Talking Brains apuesta decididamente por un manera inclusiva de ver y vivir la diversidad. Este compromiso amplía el público potencial del museo y fortalece su plan de accesibilidad. Se materializa en un conjunto de propuestas que benefician a todos los usuarios, visibilizan la diversidad de nuestra sociedad y enriquecen la propuesta justamente.

Como parte de ese esfuerzo, Talking Brains incorpora la diversidad funcional en sus contenidos. Colectivos que normalmente están minorizados tienen su lugar en los módulos expositivos: por ejemplo, personas con sordoceguera, personas con autismo, personas con esquizofrenia o personas con Alzheimer.

La diversidad lingüística también se ha tenido en cuenta. Por eso, la exposición se puede disfrutar completamente en cinco lenguas: catalán, castellano, inglés, francés y lengua de signos catalana. La inclusión de una lengua de signos entre las orales es una afirmación clara a favor de su igualdad como manifestaciones de una facultad humana y en contra del prejuicio frecuente que equipara las lenguas de signos a ayudas artificiales a la comunicación.

Todos los materiales y las intervenciones en materia de accesibilidad han sido supervisados por la empresa especializada Àgils Accessibilitat

Atención a la diversidad física y de movilidad

El diseño del espacio museográfico ha tenido la movilidad entre sus prioridades en todo momento. Todos los módulos son accesibles en silla de ruedas, con espacio suficiente para permitir una maniobrabilidad completa. Todas las mesas y el mobiliario permiten una aproximación adecuada en silla de ruedas y la altura de los elementos verticales permite que sean utilizados correctamente por personas de baja estatura y niños. Las instalaciones que incluyen un asiento tienen siempre por lo menos un espacio reservado a los visitantes en silla de ruedas.

Atención a la diversidad auditiva

Además de incluir la lengua de signos catalana como una de las lenguas de la exposición, lo que ha asegurado la interpretación de todos los audiovisuales y multimedia, estos elementos incluyen subtítulos en las lenguas orales de la exposición. Todas las instalaciones con audio inmersivo o de ambiente están dotadas de bucle magnético para los visitantes con audífono o implante coclear.

Atención a la diversidad visual

Todos los elementos textuales, gráficos y multimedia de la exposición se han diseñado para facilitar la lectura, con un tamaño de letra adecuado y colores que aseguran una buena luminosidad y contraste. Los contenidos principales de cada sala se presentan también en braille. Además, los visitantes con baja visión o ceguera pueden utilizar un plano táctil del espacio y un libro táctil interactivo, con relieve, braille i contenidos de audio activables con un lápiz digital.

Atención a la diversidad cognitiva

Los visitantes que lo deseen tienen a su disposición una guía de la exposición que facilita el acceso a los contenidos y que ha sido elaborada siguiendo las directrices de la IFLA (International Federation of Library Associations and Institutions) y validada por la Asociación de Lectura Fácil.